Punto para Willy González y la F.D.A.

En mi experiencia, cuando usted escribe un artículo y lo titula de la manera que este ha sido titulado, suele ser suficiente para que una parte de los lectores ni siquiera se anime a leerlo o bien asuman una postura crítica que aunque no es justificada, es al menos comprensible. Sin embargo y aún sabiendo esto, he mantenido el título, y por qué entonces?, se preguntará usted. Quizás las siguientes líneas le ayuden a comprender mis razones…

Pero un momento, de qué estamos hablando?, un gran programa sobre desarrollo del ajedrez?, una exitosa participación de alguna delegación dominicana?, un gran torneo?,  la visita de un alto dirigente de la FIDE?.. nada de eso, les hablo de algo infinítamente más simple y sin embargo, al menos para el ajedrez dominicano, de considerable importancia:

Tintado de los cristales del salón de juego de la FDA

Pero, es en serio?. Si que lo es. Se necesita ser un ajedrecista, un verdadero ajedrecista, para apreciar las pequeñas cosas que hacen de la competencia misma algo justo para todos y que al menos no interfieran en su normal desarrollo. Hace unos años ya, mientras participaba en uno de mis últimos torneos, recuerdo que justo antes de iniciarse una de las rondas, se acercó a mi un grupo de jugadores para preguntarme si yo estaba de acuerdo, si los apoyaria, cuando ellos le pidieran a la F.D.A. que hicieran algo con relación a los cristales y al querido público que se sentía como en juego de pelota: haciendo señas, riéndose de los jugadores, los ademanes de mover el rostro de un lado a otro dejándole saber a uno que otro jugador que la jugada que estaba por hacer era mala, los señalamientos directos a un sector del tablero, etc, etc etc.. y recuerdo que les decia que todo lo que contribuyera a una competencia justa contaba con mi apoyo.

Aquello quedó en nada, una vez más. No era un asunto del CEN del momento, todos y cada uno de los anteriores habian hecho exactamente el mismo caso: Ninguno. Estoy convencido que nada tiene que ver la mala intención en todo esto, era más un asunto de convencimiento, verá usted, en ciertas ocaciones he escuchado a más de un dirigente decir algo como: “los ajedrecistas siempre tienen una excusa” “los ajedrecistas siempre tienen una excusa” y si que es cierto!, pero de eso hablaremos en otra ocación. Lo cierto es que esta manera de pensar llevó a la mayoria de los anteriores dirigentes a minimizar la importancia de tintar los cristales o simplemente a considerar la petición como una excusa más, a pesar de que era hecha por la mayoria de los jugadores de cierto nivel.

Recientemente se realizó el Campeonato Nacional Femenino dominicano, y la primera sorpresa y la más agradable para mi, fue ver el tintado de los vidrios y eso que yo ya no juego!. Imagínense ustedes si tiene valor o no aquello: en más de una ocación me tocó ser testigo de como algunas partidas se decidian desde aquel lado del cristal y no de este, y no queridos amigos, no hablo de mis partidas. Asi que si usted albergaba alguna duda sobre todo este asunto entonces le pido que no la tenga más o que crea en lo que le digo: el tintado era algo absolutamente necesario.

Yo a pesar de ser un chambón del ajedrez y con un nivel bastante bajo, creo mucho en la profiláxis, y aunque no me sale mucho en mis partidas precisamente por no ser un buen jugador, eso no me impide reconocer la efectividad de la misma cuando los grandes jugadores la aplican. Usted que prefiere querido amigo: el castigo o la prevención?.  Para mi prevenir es lo más importante y si bien es cierto que aún se necesitan otras medidas que vayan acorde a los tiempos que vivimos para evitar o minimizar el asunto de las trampas y animar a todos a una competencia más justa, no es menos cierto que el futuro se mira de forma diferente cuando uno ve que se ha comenzado a hacer algo al respecto!.

No sé quien animó a Willy, no sé si los ajedrecistas que antes pedian el tintado se acercaron una vez más, quizás solo por inercia y no esperando nada, o si alguien más en el CEN tuvo que ver con todo esto, no importa, todos los que tuvieron que ver con la medida merecen el agradecimiento de todos los jugadores, los verdaderos jugadores y este artículo es mi manera de hacerlo y lo hago además expresando el sentir de los jugadores y miembros de la A.P.A. que también participan en los torneos realizados en los salones de la F.D.A.

Por eso amigos mios considero más que justificado el título, por ahora Willy González tiene un punto, o como dirian en el tenis: “punto, set y juego!”.

Tintados vidrios F.D.A.

Elizabeth Hazím vs Paola Corporán.
Foto cortesía de la F.D.A. fdajedrez.com.

También te podria interesar...